(54 11) 52361051 - (0223) 4510858

Paris, Venecia & crucero por las Islas Griegas

Paris, Venecia & crucero por las Islas Griegas
Paris, Venecia & crucero por las Islas Griegas

Cruceros - Paris, Venecia & crucero por las Islas Griegas

El Paquete Incluye:

- Aéreos Buenos Aires-Madrid-Paris // Venecia-Madrid-Buenos Aires.
- Tren nocturno Paris-Venecia en camarote doble.
- 5 noches en Paris con desayuno.
- Crucero por 7 noches – MSC Cruceros con salida desde Venecia.
- 1 noche en Venecia con desayuno.

Categoría de hoteles: 3* superior o similar.

Duración: 14 días

Itinerario del crucero:

Salida desde Vencia, recorriendo los siguientes puertos: Bari (Italia) - Katakolon (Grecia) - Santorini (Grecia) - Mykonos (Grecia) - El Pireo(Grecia) - Corfú (Grecia) - Dubrovnic (Croacia) - Regreso a Venecia

PARIS: Se puede pasar semanas en París sin haber llegado a conocer todo, por lo que será imprescindible armarse de un itinerario de favoritos antes de partir.
Los museos de la ciudad son considerados entre los mejores del mundo, por ejemplo, en el Louvre podrá ver a la Gioconda de Leonardo Da Vinci, la Victoria de Samotracia o la Venus de Milo. El Museo de Orsay se especializa en arte impresionista: aquí podrán disfrutar de las mejores obras de Monet, Manet o Degas.
Adéntrese en Le Marais, uno de los barrios más hermosos de la ciudad, donde se encuentra el Museo Picasso, así como impactantes mansiones del siglo XVII abiertas al público, y gran variedad de jóvenes restaurantes y boutiques. Cerca encontrarán el Centro Pompidou, especializado en arte y cultura moderna. Frente a este centro está Les Halles, un centro comercial al estilo Blade Runner.
Las iglesias de París son imperdibles, Notre Dame, Sacre Coeur, etc. También hacer shopping es un must en esta ciudad. Desde la elegante Rue du Faubourg-St.Honoré hasta el fabuloso mercado de pulgas de Place de Áligre y Montreuil, encontrarán opciones para todos los gustos, estilos y precios. También puede conocer la Place des Vosgues, con sus típicos cafés, la Opera, la Madelaine, el Barrio Latino, y como no, el Arco del Triunfo y la Torre Eiffel. Paseén por Champs Elysees y cenen románticamente en un bateau Mouche navegando por el Sena.
Exploren París con su guía, pero también anímense a cerrarla y dejarse llevar por los toques únicos del París de cada día. El olor de la pastelería recién horneada, las voces de los niños a la salida de los colegios, y las caminatas por serpenteantes callejuelas que dan a diminutos y exquisitos jardines. París despierta todos los sentidos cada día.

BARI: Esta hermosa ciudad descansa a orillas del océano Adriático y tiene una costa de 42 km de largo. Es una ciudad milenaria, anterior a los romanos aunque creció de su mano. Fue objeto de pelea entre lombardos, bizantinos y sarracenos, conquistada por los musulmanes y más tarde recuperada. Hoy en día es una ciudad portuaria, en crecimiento que guarda el encanto de las ciudades pequeñas con muchos rincones para conocer.
Después de deleitarse unos minutos en su malecón deben ir hacia el casco antiguo visitando  la Catedral de Bari, del siglo XII; la Basílica de San Nicolás, fundada en el año 1087 con las reliquias de este santo que todavía descansan en la cripta bajo el altar; el Castillo Svevo construido por Roger II de Sicilia en el siglo XII, destruido y reconstruido poco después, hoy convertido en galería de arte. También deben recorrer  todo el barrio antiguo conocido como la Bari Vecchia, un sitio para caminar y perderse por sus calles y arcos, y por último, el Teatro Petruzzelli, un gran teatro de ópera que reabrió después de un gran incendio hace unos años.
Para los fánaticos de la playa, nada mejor que ir la pintoresca playacon nombre muy peculiar, Pan e Pomodoro (Pan y Tomate).
También los amantes de las compras tendrán su momento para disfrutar, ya sea en las tiendas de marcas o en los pequeños mercados.

KATAKOLÓN: Este pequeño pueblo de pescadores es la puerta de entrada a los juegos olímpicos y a su historia llena de encanto y antiguo misticismo, pero también de una fuerte vena de actualidad.
El sitio de Olimpia, en el verde de la campiña griega casi como si quisiera protegerlo, los llevará en un viaje  en el tiempo, para recorrer los pasos de los atletas, oradores, mercaderes y filósofos que antiguamente abarrotaron estos lugares. Efectivamente, es aquí donde en el año 776 a.C. comenzaron los juegos olímpicos y es aquí donde se enciende la antorcha al inicio de los juegos modernos.
Durante el recorrido por las excavaciones, podrán ver el famoso estadio que podía acoger hasta 40.000 espectadores y en dónde, todavía hoy, se encuentran los bloques de mármol para la salida de los atletas, el Templo de Zeus en el que se guardaba su inmensa estatua de oro y marfil, una de las 7 maravillas del mundo antiguo y el Templo de Hera.
Otro lugar al que se puede ir es a la playa de Kourouta a 40 minutos del puerto. Será sin duda alguna una ocasión única para abandonarse en el más absoluto relax nadando entre aguas de color turquesa y tomar el sol saboreando una refrescante bebida.
Antes de regresar al puerto, tendrán tiempo libre para curiosear entres las calles del pintoresco pueblo de  Katakolón, o si prefieren, tomar un café griego o una bebida fresca de ouzo en una típica taberna marinera.

MYCONOS. Combina de forma única el estilo de vida lujoso y cosmopolita con el ambiente sencillo y encantador de las islas Cícladas. Podrán pasear por las callejuelas repletas de las tiendas más famosas, visitar cientos de pequeñas iglesias o tomar fotografías de los famosos molinos de viento y de sus casitas blancas con flores en los balcones, disfrutando de una tarde inolvidable. Contemplar la puesta de sol junto al mar y tomarse una copa o un tradicional ouzo o, simplemente ir de compras. Es hora de divertirse.

SANTORINI. Se cree que esta isla singular es la Atlántida perdida. En la entrada a la bahía de Santorini se encuentra el único volcán activo del Mediterráneo Oriental. Al pueblo blanco de Fira, la capital de la isla, situado en la cumbre que domina la bahía, se puede llegar a lomo de asno o en teleférico. Después de perderse en las estrechas callejuelas del pueblo, o de visitar las ruinas prehistóricas de Akrotiri o el volcán, disfruten de una copa contemplando la inolvidable puesta de sol en Santorini.

EL PIREO: Principal puerto de Grecia y las puertas de Atenas.
Qué recorrer en Atenas en tan solo un día? 
ATENAS es un destino turístico de excepcional interés por ser cuna de la civilización occidental y capital de Grecia desde 1834. Esta ciudad debe gran parte de su fama al majestuoso complejo de la Acrópolis, que es una de las maravillas del mundo antiguo. A pesar del deterioro sufrido a lo largo de los siglos, de cada uno de los monumentos construidos en la cima de la Acrópolis emana todavía el esplendor de la época de Pericles, cuando la ciudad era el centro espiritual, artístico y político de la antigua Grecia. Verán: el Partenón, el templo de Palas Atenea, erigido del 447 al 438 a.C. bajo la dirección de Fidias, hasta el Erecteion con su famoso pórtico de las Cariátides; desde los Propileos, construidos para "coronar la ciudadela de los dioses a modo de magnífica diadema".
Para finalizar la estadía en Atenas, lo ideal es hacer un tour panorámico a la ciudad moderna y una parada en una tienda de souvenirs.

DUBROVNIK: Lo mejor de un viaje a esta ciudad es pasear sin prisa por el casco urbano, la Muralla y e puerto.
La vieja ciudad, Stari Grad, conserva una gran cantidad de monumentos  y posee un maravilloso casco urbano, con plazas pavimentadas con mármol, calles adoquinadas y en cuesta, conventos, iglesias, fuentes y museos, todos construidos con la misma piedra de color claro, al igual que la impresionante muralla que la rodea. Los daños sufridos durante la guerra con Serbia, han sido reparados con reconstrucciones minuciosas, conservando sus piezas originales. La lista de lugares de interés es interminable, pero destacan la Puerta de PIle, la Fuente de Onofrio, el Monasterio Franciscano, el Palacio de Sponza, el Monasterio Dominico, la Sinagoga y, por supuesto, la Muralla.
Uno de los mayores placeres en Dubrovnik es sentarse a tomar el aperitivo en una terraza en la avenida de La Placa.
Si bien Dubrovnik está situada sobre el mar Adriático, nadie debe visitarla pensando en playas: la costa es montañosa y las laderas llegan hasta el mar. Los sitios aptos para el baño suelen ser de piedra y estrechos. Aunque sí se debe ir pensando en ver el mar: los atardeceres sobre el Adriático son inmejorables, contemplarlos desde el café Buza es una institución.
Visitar Dubrovnik también permite realizar actividades culturales como ir a un concierto en alguno de los palacios de la zona antigua disfrutando de la música en un marco incomparable.
Salir por la noche a tomar una copa es una actividad casi obligada en esta ciudad. Las zonas más de moda son las del puerto y la calle Vetroniceva.
También se podría hacer alguna excursión a las islas de Mljet o Korcula. Las leyendas relacionan a la primera con Ulises y en la segunda sus habitantes afirman que nació Marco Polo.

Además de hacer turismo, aprenderán algo de historia y se sobrecogerán ante los carteles explicativos de cómo ardieron algunas de las casas con sus habitantes dentro durante la guerra de los Balcanes.

VENECIA: La ciudad de Casanova, es única en el mundo por sus canales. A lo mejor ustedes tuvieron la oportunidad de viajar a Venecia con amigos, y así haber conocido su arte, cocina y encanto, pero es solo con la persona que uno ama que puede conocer a la verdadera Venecia y hacerla propia. Tómense el tiempo para pasear sobre sus puentecitos, perderse en sus callecitas y disfrutar de un café en cualquiera de sus plazas. Imperdible visitar la Plaza de San Marco y tomarse un Bellini (champagne con durazno) en un café de la plaza frente a la Basílica de San Marco, conocer el Palacio Ducal, residencia de los Dogos, el Puente de los Suspiros y las prisiones. Todo enamorado que se precie, debe también realizar un paseo en góndola por los canales, esencia del romanticismo de Venecia. Pueden tomar un vaporetto (lancha) para dirigirse a la atrapante isla de San Miguel o a Burano, con sus casitas pintadas de hermosos colores lavanda, mostaza, azul, verde o ladrillo. La Isla de Murano, famosa por sus talleres de cristalería también puede ser visitada, así como Torcello, con su catedral Bizantina.


IMPORTANTE: Por razones climáticas el paquete NO es válido de DICIEMBRE a MARZO inclusive. El itinerario del crucero está sujeto a modificaciones.

Consultar
Volver al listado de paquetes especiales