(54 11) 52361051 - (0223) 4510858

Viena

Viena

Viena

Tres de las más importantes pretensiones del hombre son la sal de la vida de Viena: música, arte y comida. Todos, desde el hombre de negocios, hasta la mesera o el taxista visitan asiduamente la Philarmonica y la Sinfónica de Viena, o el famoso coro de Niños Cantores, la operta de la Volksoper o las elaboradas tardes de la Opera.

En Viena puede pasar uno o dos días simplemente relajándose, y disfrutando de sus fantásticos cafés y pastelerías. El más antiguo es el Café Landtmann, el más bohemio es el Café Hawelka y los pintores exponen sus obras en el Café Museum. En cuanto a la pastelería el Hotel Sacher es el orgulloso creador de la más famosa torta vienesa, la Sacher Torte, una leyenda en sí misma. Con una buena dosis de chocolate en la sangre, ya está listo para salir a explorar la ciudad.

El corazón de la ciudad se encuentra rodeado por la Ringstrasse, un boulevard que sigue la línea de una antigua muralla medieval. Visite la famosa Escuela Española de Equitación, con sus inmaculados caballos blancos, guarde un tiempo para visitar el Museo de Bellas Artes, suba a la Catedral de St. Esteban y admire desde aquí toda la ciudad. Ya cansado de caminar, puede para a cenar en Zu den Drei Husaren, el restaurante más elegante de Viena, o simplemente, deléitese con una salchicha en cualquiera de los muchos puestos dispersos por la ciudad.

Consultar
Volver al listado de destinos especiales